POR UNA AMÉRICA SOSTENIBLE

Latinoamérica contiene el 23% de todos los bosques tropicales del mundo, el 31% de los recursos hídricos, y el 70% de la biodiversidad del planeta.  Cada día +70% de hombres y mujeres y niños viven en centros urbanos, dónde la extrema pobreza golpea a +70 millones de habitantes, y el acceso a servicios básicos aun es deficiente -en algunas regiones-

Repito las preguntas retóricas de Gustavo Manrique -presidente de los PREMIOS LATINOAMÉRICA VERDE- cuando se cerraron las inscripciones de la edición 2016 con+40% casos más inscritos:  ¿Es muy costoso implantar la responsabilidad socio-ambiental en la gestión de empresas y gobiernos? ¿Es una cuestión de políticas de Estado, prácticas empresariales o ejercicios del tercer sector?

Pues las acciones y los reportes de sostenibilidad en la región se han incrementado del 2009 a la fecha. Mayoritariamente son gobiernos, empresas multinacionales, emprendimientos locales, pymes o individuos que actúan verde por el deber ser.   Es decir, sus estrategias, acciones, resultados, son anónimos excepto para el microcosmos dónde gestionan sus planes.  Por ello es que “un componente clave de la responsabilidad ambiental es la difusión de las mejores prácticas personales, corporativas e institucionales.  Y por ello los PREMIOS”.

Imagina“, me comentó Gustavo, “casos de 513 ciudades, de 25 países, en 10 categorías.  Eso es la edición 2016 de los PREMIOS.  Es más, 24 países con casos representativos en el Top 500 mejores casos de responsabilidad socio-ambiental.  Estamos trabajando por una América sostenible…”.

 

 

Fair Trade, etiquetado ético & consumo responsable

Saber más


Bianca Dáger: los premios son un proyecto de vida

Saber más